Viernes 19 Oct 2018
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

En estos días muchas personas critican la LOMCE pero, ¿cuántos realmente se han leído esta Ley? Mucha gente la critica sin saber ni tan siquiera en qué consiste por lo que creo preciso explicarla.

Con un altísimo nivel de fracaso escolar y un abandono escolar del 24% que existe en la España de nuestros días se deben de tomar decisiones y cambiar aquello que está mal. Por eso se aprueba la LOMCE, una ley que quiere mejorar la calidad de nuestros estudiantes y por ende de la ciudadanía entera. Una ley que quiere paliar los errores de las anteriores leyes que nos han llevado a esta situación. Una mejora en educación que se traduciría en una mejora económica, social y cultural. No podemos consentir que un país como España esté a la cola en educación.

Tenemos que mejorar y para ello necesitamos esta ley para reconocer los talentos y potenciarlos. Una ley que busca una igualdad de todos los estudiantes y darles las mayores oportunidades posibles para un mejor futuro. Un porvenir mejor para nuestros estudiantes, para la ciudadanía entera, para nuestro país. Se quiere fomentar una mayor calidad en la educación y para ello habrá una libre elección de asignaturas que busca un mayor rendimiento. La posibilidad de que la asignatura de religión compute para la nota media para aquellos que quieran estableciendo unas alternativas para los que no. Se mejora la situación anterior en la que existía una asignatura llamada Educación para la Ciudadanía cuyo objetivo único parecía ser el adoctrinamiento.

Además de igualar los contenidos de las materias troncales en todas las CCAA. En todas ellas se ha de dar lo mismo, con la mayor calidad posible y que no haya desigualdad entre alumnos de una zona y otra. Todos por igual. Todos con igualdad de oportunidades de cara a un futuro. Se necesita que los niños y los jóvenes obtengan una educación precisa y objetiva al 100% sin dejarse influenciar por los intereses de un determinado grupo político para no quedarnos atrás, ser competitivos en un ámbito tan importante como es el de la educación porque es la base de todo. Tiene que haber una igualdad entre ellas ya que hay grandes desigualdades entre unas comunidades y otras. Por ejemplo hay una gran diferencia entre la educación que reciben los estudiantes de Castilla y León que la que reciben en Andalucía. La educación tiene que ser igual para todos para que todos tengamos las mismas oportunidades.

El castellano será la lengua vehicular de todas las materias de todas las CCAA. Todos los estudiantes tienen derecho a recibir una educación en castellano. Igualdad por tanto en la lengua, todos somos españoles y como marca la Constitución la lengua oficial del Estado es el castellano. Con ello los estudiantes podrán manejar a la perfección la propia lengua de su país.

Los alumnos podrán pasar de curso con un máximo de dos asignaturas suspendidas mientras no se traten de lengua y matemáticas conjuntamente. Con anteriores leyes hemos llegado a la situación por ejemplo de un alumno andaluz que pasó de curso con cinco asignaturas suspendidas. Esto no se puede permitir porque un alumno con tal número de suspensos no está preparado para avanzar de curso. No era normal como los datos de fracaso escolar demuestran.

Se elaborarán una serie de pruebas a los estudiantes en su recorrido por los distintos niveles de la enseñanza pudiendo así detectar cualquier tipo de problema cuanto antes para solucionarlo y no dejarlo crecer porque luego es más difícil de solucionar e incluso imposible. Será necesario superar las pruebas que habrá al finalizar la ESO y Bachillerato para obtener los títulos correspondientes. De este modo desaparecerá la selectividad.

Se establece para una mayor competencia una FP dual en la que los alumnos no solo recibirán los contenidos teóricos sino que también podrán llevarlos a la práctica dentro de una empresa ganando experiencia y recibiendo una formación de mayor calidad. Además se implantará una FP Básica para alumnos que no consigan terminar de entre 15 y 17 años. Esto último sin duda es un gran acierto de la ley ya que estas personas con dificultades puedan obtener el título de la Secundaria Obligatoria y con ello poder acceder a FP de Grado Medio.

Esta ley tiene muy en cuenta la situación actual por la que atraviesa nuestro país y por ello se establecen varios cauces de ayuda a los estudiantes para mejorar su educación. El Ministerio fomentará el préstamo de libros de texto para evitar que las familias tengan que gastarse cada año dinero en unos libros nuevos. Además el presupuesto destinado para becas aumentará en un 20% para ayudar a aquellos que más lo necesiten y que gracias a ello puedan recibir una educación adecuada porque todos somos iguales, los que más posibilidades económicas tienen y los que menos.

Tenemos ya un camino, el camino de la recuperación de la calidad en nuestra educación, el camino para que el paro juvenil situado en la actualidad en un 57% descienda. En definitiva el camino para una mejora en la educación de nuestros ciudadanos que se traduce en una mejora económica, social y cultural.

 

Visor de noticias

No se especificó una URL de transmisión.